Encuentro anual del Quinquenio (ECLA) 2016

Vic, España. Del viernes 18 a la tarde del domingo 20 a mediodía tuvo lugar el encuentro anual de claretianos jóvenes de Europa, que se encuentran en los cinco primeros años de ordenación, o profesión perpetua en el caso de los hermanos. Participaron 8 (4 de Catalunya, 1 de Bética, 1 de Francia, 1 de Reino Unido y 1 de Italia). Algunos de los convocados no pudieron asistir. Participaron el P. Máxim Muñoz, prefecto provincial de formación y encargado de la organización de estas jornadas, el P. Provincia, Ricard Costa-Jussà y el P. Robert Essougou, recién llegado de Cameroun.

El encuentro tuvo lugar en la casa de espiritualidad de Vic con el tema “El diálogo interreligioso, especialmente con el islam”. El sábado hubo una interesante mesa redonda con representantes de la tradición musulmana, budista, evangélica y católica para explicar cómo viven su fe en el contexto de Vic y cómo valoran la convivencia y el diálogo que se promueve en esta ciudad. La mesa redonda fue organizada y dirigida por el P. Joan Soler, presidente del Casal Claret de Vic, que en un segundo momento compartió su larga experiencia de diálogo interreligioso e intercultural, especialmente desde el Casal.

Por la tarde los participantes pudieron conocer de cerca los locales y las actividades del Casal en la emigración, el diálogo interreligioso e intercultural, la economía social, etc. La tarde concluyó con un intercambio de experiencias de contacto con personas y grupos de otras religiones y sobre los retos que nos plantea a los claretianos este diálogo.

El domingo tuvo un fuete sello claretiano. Después de la eucaristía, enla cripta del Templo, junto al sepulcro del P. Claret, presidida por el P. Provincial, visitaron los lugares de las primeras predicaciones del P. Claret (Viladrau, Seva y Espinelves) y la iglesia parroquial de S. Eugenia de Berga donde fueron bautizados los beatos mártires Andrés Solá, cuya memoria se celebraba ese día, y de Joan Codinachs, de Barbastro. Les acompañó el P. Carlos Sánchez, director del CESC.

Hay que hacer referencia a los momentos de oración y de las celebraciones eucarísticas y otros momentos de convivencia, propicios para compartir las propias experiencias comunitarias apostólicas y recuerdos comunes del tiempo de formación.

La evaluación fue muy positiva tanto por el tema como por las convivencias y la experiencia.

Related posts: