Noticias sobre la Escuela del Corazón de María para Formadores 2017

Barbastro, España. Han pasado casi dos meses desde el inicio de la Escuela del Corazón de María de Formadores para el año 2017. Durante el transcurso del tiempo se han realizado no pocas actividades -tales como: aprendizaje, debates, visitas, interacciones, etc.- en este itinerario formativo de cualificación y preparación de los Formadores, insistiendo particularmente en el conocimiento experiencial del patrimonio carismático de nuestra Congregación. El P. Leo Dalmao, Prefecto General de Formación, y el P. Jesus Palacios han realizado sistemáticamente esta tarea de acompañamiento de los Formadores. El curso está diseñado en tres fases que se suceden de Vic pasando por Barbastro hasta Colmenar Viejo. En la actualidad el curso está en su tercera fase.

Visitando los lugares claretianos, los Formadores han querido crecer en el conocimiento de nuestro Fundador y nuestra Congregación. Éste ha sido y está siendo uno de los objetivos del presente curso. En consecuencia, y hasta ahora, los Formadores han podido visitar Sallent, Fussimanya, Vic, Viladrau, Espinelvel, Seva, Barcelona, ​​Fontfroide, Barbastro y algunos otros lugares de gran importancia claretiana. La experiencia de estas visitas ha hecho que los Formadores hayan podido profundizar en el carisma claretiano en relación con los respectivos lugares.

La familiaridad con la fuente carismática claretiana es esencial para un Formador. Él es responsable en la guía de los Estudiantes en esta perspectiva. Los Formadores han sido ayudados en la adquisición de un mejor conocimiento, y a través de diversos métodos, a partir de la Autobiografía del P. Claret, sus escritos, la historia de nuestra Congregación y el Plan General de Formación. Ahora se ha comenzado el estudio de las Constituciones. Todo ello está ayudando a la formación de los Formadores.

Ser Formador es acompañar a los Formandos. Con el fin de alcanzar una determinada competencia en esta labor de acompañamiento, a los Formadores se les ha dado la oportunidad de ampliar su conocimiento y experiencia en el acompañamiento personal. Este aspecto se ha trabajado, a lo largo de este proceso formativo, por medio de los métodos de intervención educativa y con sesiones prácticas.

A medida que nuestra Congregación se mueve actualmente y siempre más en un contexto intercultural, se siente cada vez más la necesidad de un positico ambiente intercultural y del favorecedor conocimiento entre los miembros. Teniendo en cuenta todo ello, los Formadores tienen la ocasión de estar en contacto con diferentes culturas. Lo cual supone una riqueza para esta formación. El hecho de que los Formadores hayan podido realizar presentaciones culturales en sus propias modalidades culturales ha facilitado todo ello. Se ha podido ver, por ejemplo, una gran cantidad de creatividad y variedad en cada presentación. Los Formadores, al poder estar juntos durante casi tres meses y compartir los diferentes aspectos de su propia cultura con los demás, han tenido la oportunidad de conocer la importancia y riqueza del poder compartir. Todo ello será un dinamismo importante en su labor formativa.

La experiencia que han tenido sobre el martirio de los Claretianos en Barbastro y en algunos otros lugares ha supuesto una gran impresión en todos ellos y también un mayor conocimiento de la idea de la misión de nuestra Congregación. Trabajando para la mayor gloria de Dios y hacerlo por todos los medios ha sido un elemento muy destacado a lo largo de este itinerario formativo. Todo ello va a redundar en positivo en la experiencia formativa.

Todo lo que ha sido y está siendo el aprendizaje forma parte y se integra también a través de las oraciones personales y comunitarias. El intercambio regular y la oración compartida durante la liturgia son recurrentes a lo largo y ancho de este itinerario. El grupo de los Formadores y los animadores están muy agradecidos a todos los claretianos que han intervenido en el desarrollo de esta ropuesta formativa y de tantas maneras diferentes.

Related posts: